📖 NUESTRO BLOG

Entonces, Â¿por dónde empezar a cultivar cannabis? Hablemos de la planta.


Las plantas de cannabis pueden ser masculinas, femeninas o hermafroditas. Esto significa que cada planta tiene órganos reproductores masculinos o femeninos. Las plantas de cannabis femeninas producen flores o “cogollos” femeninos y, para producir semillas, necesitan ser polinizadas por una planta de cannabis masculina. 

Cuando las plantas femeninas se ven privadas del polen de las plantas masculinas, producen cogollos más grandes y gordos sin semillas. Suelen llamarse “sinsemilla” (“sin semilla” en español) y es el producto más comúnmente encontrado en dispensarios, tiendas y rendimientos de cultivo casero por igual.

Para cultivar marihuana existen diferentes tipos de cultivos; de interior, exterior, hidropónicos.

Interior

Para el cultivo en interior es necesario tener una infraestructura para aportar la luz necesaria para la planta durante cada fase del cultivo, extracción de aire, riego, etc… por lo que la inversión inicial es más elevada.

En contrapartida es posible cultivar durante todo el año cosechando cada 2 meses y medio o 3 meses, siendo este más controlado por posibles plagas o climas adversos.

Las variedades Ã­ndica y sativa necesitan 18 horas de luz y 6 de oscuridad durante el periodo de crecimiento, y periodos de 12 horas de luz y 12 de oscuridad en el periodo de floración.

Las autoflorecientes necesitan periodos de 18-20 horas de luz y 4-6 horas de oscuridad durante todo el cultivo.

Exterior

El cultivo de exterior es el más utilizado por el bajo coste que conlleva, ya que aprovechamos la luz solar, ventilación natural y se cultiva durante épocas más cálidas, o incluso en alguna variedad de semilla resistentes a épocas de frío.

El período de cultivo es más largo, debido a que las plantas crecen y florecen según el fotoperiodo que haya en cada momento, empezando la época de siembra entre marzo y abril (aunque hay quien prefiere esperar a finales de mayo para evitar que las plantas se hagan muy grandes), empezando a florecer en julio más o menos y cosechando entre septiembre y noviembre (dependiendo la variedad).

Hidropónico

Es un tipo de cultivo en el que no se emplea la utilización de sustrato, debido a que se emplean disoluciones minerales para aportar los nutrientes necesarios para alimentar las plantas.

Normalmente este tipo de cultivo las plantas crecen con sustratosl artificiales como lana de roca, masilla o similares. Siendo su único fin el de sostener la planta.

En este cultivo utilizamos macetas específicos que mejoran la aireación de las raíces, mejorando el control de nutrientes y ycondiciones del agua.

Carrito de compra
Este sitio utiliza cookies que son esenciales para su funcionamiento. Al hacer clic en Aceptar, autoriza el uso de todas las cookies.
Warning: some page functionalities could not work due to your privacy choices